CAIDA DEL CABELLO


Cuando te levantas y ves la almohada cubierta de cabellos, cuando utilizas el cepillo y sobre todo cuando te duchas y ves un lio de cabello en el sumidero, el pánico se apodera de ti porque, creemos que se cae mas de lo normal y es tiempo de tomar medidas en contra de la caída de cabello,. Muchas veces son miedos infundados ya que una persona posee, en término medio, de 100.000 a 150.000 cabellos, y en la cabellera hay constantemente de un 85 a un 90% de cabellos en fase de crecimiento, y de un 10 a un 15% en fase de caída. Así, es perfectamente normal perder cada día de 50 a 100 cabellos, asi que según la longitud del cabello vermos mas volumen de caída, pero se cae igual el cabello corto que el largo, pero si sobrepasamos esta cantidad, comienzan los problemas.

La alopecia femenina y masculina no tienen nada que ver, esta es totalmente diferente a la del varón y se denomina patrón “difuso o de corona”. ¿Qué quiere decir esto? Que a diferencia de los hombres nosotras no sufrimos entradas, aunque si notaremos que esta parte se nos pone más débil.

Donde más se va notando la alopecia en la mujeres es justo lo que llamamos nosotras la raya al medio, pero también es distinto en este caso al género masculino, no nos solemos quedar calvas si no que lo cabellos que se caen son reemplazados por cabellos cada vez más finos y cortos. Pero pocas veces se ven cueros cabelludos sin nada de pelo.

La caída del pelo en las mujeres, puede deberse a factores como: dieta severa por tiempos prologados, desarreglos hormonales, el estrés, el nerviosismo, padecer una depresión, la ingesta de ciertas medicaciones,o a los tres meses aprox de dar a luz.

Entre los puntos claves para la caída de cabello podemos mencionar: la falta de hierro, un aporte bajo de vitaminas A, B y C, proteínas (presente en huevos, leche, queso, pescado), grasas de origen vegetal (frutos secos y el aceite de oliva), ácido linoleico (soja y el aceite de girasol) y además la falta de ingesta diaria de agua.