Rostro redondo


La cara redonda implica que el cuerpo en si tenga apariencia redondeada. Se trata de un rostro que guarda equilibrio. Sus características incluyen un mentón pequeño y una frente angosta con mejillas redondeadas. Este tipo de rostro es ancho con una línea de contorno y un mentón redondeados. El objetivo será crear la ilusión de longitud; lo que puede lograrse elevando el cabello en la parte superior de la cabeza. Un estilo de cabello muy corto no sería adecuado. Intentaremos lograr volumen en la parte superior de la cabeza al tiempo que los lados quedan lo más cortos posible. Esto ayudará a crear una forma más equilibrada. El cabello largo debe cortarse a la altura de la clavícula, evitaremos cortarlo en una melena a la altura de la mandíbula o del pómulo ya que esto acentuará el ancho del rostro. Con los estilos cortos trataremos de crear contornos más largos frente a las orejas; de la misma manera cuando el cabello se recoge en la parte superior de la cabeza libere algunas mechas para crear la ilusión del largo. Pruebe pendientes más largos para ayudar a la ilusión del largo. Evitaremos las permanentes, los estilos de cortes de cabello demasiado corto, los estilos pegados en la parte superior, volumen lateral, todos ellos acentúan la redondez. En cambio los estilos densos, escalados, y desfilados sobre la cara, sin ocultar demasiado serán más adecuados para estas personas.