La perfeccion hecha color


Y lo que han hecho es crear una coloración permanente que, a grandes rasgos y para no marearos con composiciones y demás procedimientos técnicos, no contiene amoniaco ni desprende olor ni vapores tóxicos y por tanto respeta el cuero cabelludo y la fibra capilar hasta un 45% más que las coloraciones clásicas. Con este nuevo sistema se puede aclarar el cabello hasta tres tonos, así como oscurecerlo y cubrir completamente los cabellos blancos. La elección de color es ilimitada ya que existen 50 tonos distintos, presentados en minidosis, que garantizan una gran precisión a la hora de obtener el color deseado, algo fundamental para no llevarse disgustos al mirarse al espejo. La aplicación del producto es muy rápida aunque el tiempo de exposición supera en cinco minutos a los tintes convencionales, con éste hay que esperar 35 minutos en lugar de media hora, pero compensa